Compra de Inmuebles

La compra de un inmueble en el Uruguay no ofrece ningún problema para extranjeros. El gobierno fomenta las inversiones desde el exterior, las que cuentan con protección estatal. Los inversores extranjeros gozan de los mismos derechos que los ciudadanos uruguayos y pueden ejercer todo tipo de actividad.

Compra de inmuebles

 

Las inversiones en inmuebles no están sujetas a ningún tipo de restricciones.

Para la adquisición usted necesita solamente un pasaporte vigente. La presencia personal en el Uruguay tampoco es forzosamente necesaria. Con un poder notarial, una persona de su confianza puede encargarse de la compra.

Previo al contrato de compraventa generalmente se realiza una así denominada “reserva”.

 

 

Con esta reserva ambas partes se comprometen a una multa en relación al contrato del 10%, en algunos casos incluso hasta el 20%, que debe abonar la parte que incurra en un eventual incumplimiento.

 

El comprador deposita el importe de la multa convenido, en calidad de garantía, en una cuenta fiduciaria del escribano. El vendedor a su vez entrega toda la documentación, inclusive el título con lo que quedaría excluida la posibilidad de una siguiente venta a un tercero.

 

Gastos adicionales

Además de la comisión del intermediario (4% + 22 % IVA) se tiene que contar con los siguientes gastos adicionales:

Abogado/ Notario cobra un 3 % sobre el precio de venta + 22 % IVA.

FOTO 2 INVERSIONES - SUBCATEGORIA  -    COMPRA DE INMUEBLES

 

Certificación, inscripciones y transcripciones registrales, así como otros gastos (transferencias bancarias, eventuales traducciones, etc.) aproximadamente 800 – 1000 US$.

En caso de requerirse eventualmente un poder personal se calculan unos 300 US$.

La Oficina de Catastro determina de acuerdo a la ubicación y estado del inmueble un denominado valor real (a partir de la base que el mismo se fija muy por debajo del precio de venta) y calcula sobre el mismo un 2 %.